sábado, 3 de octubre de 2015

Puzle sin solución






Perdona mi ausencia: Estaba tratando de recomponer mi vida.

¿Cómo dices?

Nada, no te preocupes.

No, dime, dime.

¿Sabes lo que es intentar resolver un puzle del que cuando lo llevas bien encaminado te quitan las instrucciones?

No son necesarias las instrucciones.

¿Y un modelo a seguir?

Solo si quieres que se parezca a algo.

Sí, quizás ese no sea mi caso.

¿Nunca has querido parecerte a nadie?

Nunca.

Pero algún modelo tendrás que seguir, ¿No?

Las instrucciones del puzle.

¿Y cambiar de puzle?

No quiero hacer puzles. Seré un rompecabezas toda la vida. No tener instrucciones quizás sea lo mejor.

¿Podrás vivir con ello?

En ello estoy. Estoy tratando de recomponer mi vida. Perdona mi ausencia.

¿Y cómo lo llevas?

Mal. No tan bien como tú. Cada noche dejo la puerta de mi habitación abierta por si se te ocurre entrar y meterte bajo las sábanas conmigo. Cada noche olvido mi miedo a los monstruos y lo desconocido y dejo la puerta de mi habitación abierta por ti. Y pasan las noches y no entras. Y está empezando a hacer frío.

Perdona, ¿Nos conocemos?

Disculpa, ya me voy...








B.S.O.: "Perplejidad" (Nacho Vegas)



No hay comentarios:

Publicar un comentario

Cuantos más nos vean, más felices somos tod@s... ¡COMPARTE!